Por Miriam Vega Rodríguez Fotos CAM

2021/09/27

Los posados de Díaz Ayuso en EEUU van a dar que hablar

photo_2021-09-27 21.06.03.jpeg

Sin embargo, a la prensa sólo se le está permitido tomar una fotografía de una obra de arte para informar sobre algún suceso con respecto a la misma, por ejemplo si sufre un ataque o un robo, se subasta, o cuando se inaugura una exposición.... Y estas fotos deben ceñirse a la labor informativa y en ningún caso podrían ser objeto de explotación económica. Lo mismo ocurre con las fotos que se toman en eventos como la famosa feria ARCO con el fin de informar. Díaz Ayuso debe conocerlo. Además se nos dice que las obras en el interior de los museos y edificios no pueden fotografiarse. ¿Entonces qué hacemos ahora los medios? ¿Sacamos la foto de la Presidenta o la guardamos en el cajón? ¿Es el cuadro algo informativo en el encuentro de la Presidenta con el periódico extranjero? ¿O simplemente un bonito elemento para su posado? Esa es la cuestión. 

Díaz Ayuso ha dicho que reforzará la imagen de la región como polo de atracción de empresas y proyectos, y la presentará como un territorio de “oportunidades” y seguro. De este modo, explicará las políticas de baja fiscalidad que lleva aplicando en los últimos 17 años, y, al mismo tiempo, defenderá el legado de España en América frente a la “leyenda negra” y “revisión maniquea de la Historia” que se está intentando realizar con un crecimiento “alarmante” del indigenismo y el populismo.

Así lo ha trasladado en su primera rueda de prensa desde Nueva York, donde ha detallado las tres vertientes de su viaje institucional, con la parte económica, política y cultural. De este modo, el lunes se reuniría con distintos fondos de inversión como Blackrock o Torino capital, a los que también les trasladará la calidad de vida que hay en Madrid, con “una educación y una sanidad de primer nivel, con muy buenas infraestructuras, la segunda mayor esperanza de vida y llena de oportunidades”.

Díaz Ayuso quiere recuperar el nivel de inversiones norteamericanas que en tan solo dos años han pasado de una estimación de 1.700 millones de euros a 324 millones. Para ello, quiere aprovechar los números que acompañan precisamente a Madrid en esta materia, como que es la región española con más PIB, aportando un 20% a nivel nacional o concentrando el 70% de la inversión extranjera.

 

Desde el punto de vista político, el objetivo es seguir “estrechando lazos” con las instituciones, a las que también se va a explicar la gestión de la pandemia del último año y medio. En este sentido, mantendrá reuniones con el Council of the Americas, Global American Organization o el Banco Interamericano de Desarrollo.

En cuanto al legado de España en América, Díaz Ayuso ha asegurado que quiere reivindicar desde Madrid “ahora más que nunca la Hispanidad”, así como atraer el talento de estudiantes y productores audiovisuales para que desarrollen sus proyectos en la región.

En este contexto, también se desarrollará la reunión con el Caucus Hispano en el Congreso de los EEUU. “Está habiendo un movimiento populista en todo el continente en sentido contrario de manos de algunos dirigentes que traen más discordia, pobreza y tiranía frente al español, la fusión y el mestizaje”, ha apuntado la presidenta.

El viaje de Isabel Díaz Ayuso, desde el punto de vista fotográfico, va a dar mucho que hablar. Al margen de las opiniones de que si ha ido a posturear, según sus detractores, o a conseguir grandes inversiones para la Comunidad de Madrid, según sus palmeros, tres de las primeras instantáneas enviadas por su gabinete o ella misma en sus redes ya llaman la atención. 

En una de ellas la Presidenta aparece cruzando y llegando a una acera como si hubiese cruzado por medio de la calzada y no por un paso de cebra, que es una escena muy de película. En otra parece que la presidenta es la mascota de un viandante vestido de blanco que anda con una correa a unos metros de distancia de ella. Y la tercera, la que mostraba ella misma en su Twitter hace referencia a su reunión con el director de opinión de Wall Street Journal y sus redactores, -según ella- "muy interesados en la política fiscal de la Comunidad de Madrid y nuestra política de atracción de inversión norteamericana". Ella misma apunta que la foto está tomada en la sala de Sorolla de la Hispanic Society. El cuadro de la imagen capta mucho más la atención que la expresión de la cara de Díaz Ayuso sentada a la mesa rodeada de cuatro hombres, otra mujer, y una silla vacía que parece ser de quien se ha levantado para tomar la foto y que le gusta la sala. 

Lo curioso es que según saben los reporteros gráficos, para fotografiarse con una obra de arte es necesario pedir autorización al autor, algo que suponemos que habrán hecho al responsable de la Hispanic Society. 

photo_2021-09-27 21.06.10.jpeg
photo_2021-09-27 21.06.07.jpeg