Visibilizar a las mujeres que han tenido que ver con la historia de Alcalá de Henares es un objetivo prioritario desde hace tiempo en nuestra ciudad. En Lux Moments queremos además alzar las voces de las mujeres contemporáneas que destacan por su gran labor. Próximamente iremos publicando sus artículos de opinión que generosamente ceden a este medio de comunicación, lo que les agradecemos de corazón. 

SONIA PÉREZ DÍAZ

Es profesora de Física y Matemáticas de la Universidad de Alcalá desde que se licenció en ella en 1998. Es la primera mujer matemática que ha ganado el Award for International Scientific Cooperation de la Chinese Academy of Sciences, galardón que se entrega a prestigiosos científicos internacionales. También forma parte del prestigioso proyecto MTM donde están involucradas varias universidades: la de Alcalá, Cantabria, Cunef, Nebrija, Extremadura, Murcia y Vigo. 

SEPTIEMBRE 2021

LA DOCENCIA DE LAS MATEMÁTICAS

 

Ayer empecé con mis clases presenciales. ¡Bendita presencialidad! indispensable, indiscutible, sobre todo para una asignatura como las Matemáticas y sobre todo para unos alumnos que acaban de llegar a la Universidad y se enfrentan a un universo totalmente distinto a lo que conocen y que sin lugar a dudas marcará su futuro.

Me encanta empezar mis clases de manera lo más amena posible porque la imagen que se les da a los alumnos el primer día es esencial para posicionarse de manera positiva ante los retos con los que se van a encontrar, y más en una asignatura como las Matemáticas donde tienen una idea preconcebida (generalmente negativa) de lo que significa “un profesor de matemáticas”.  Pues bien, mi manera de empezar ayer fue pidiéndoles que se presentaran y que me dijesen lo primero que les venía a la cabeza con la palabra matemáticas. Lo de presentarse, les gusta, porque no son una matrícula más, un número más, tienen nombres y apellidos, igual que nosotros, los profesores. Pero, y de esto va este pequeño artículo, lo que me dejó absolutamente perpleja fue su reacción ante la palabra matemáticas. Un 15 % me contestaron con palabras relacionadas con el contenido de las matemáticas: funciones, integrales, cálculo, datos, operaciones, etc. Sin embargo, el resto, entorno del 85% de los alumnos contestaron cosas como: miedo, ansiedad, angustia, suspenso, agobio, tristeza, imposible,etc.

Nos encontramos con alumnos motivados para el grado que han elegido porque su nota de corte es alta, saben lo que quieren, pero nos encontramos con un miedo inmenso a las matemáticas, una asignatura de primer curso, un curso esencial para ellos y que sentará las bases mentalmente de todo lo que viene después. ¿Cuál debe ser nuestra postura ante esto?  ¿qué debemos hacer para que esto no sea así? Este es el problema y es en lo que se debe reflexionar. Mi objetivo en este curso será que al final, cuando vuelva a preguntarles lo mismo, me digan justo lo contrario de lo que me dijeron ayer. Eso les dije a mis alumnos, eso y que me tenían que dar una oportunidad para que, entre todos, pudiéramos conseguirlo.

Pero, ¿y cómo debemos hacer eso? ¿cómo se puede quitar el miedo a unos alumnos que lo tienen incrustado en los poros de su piel desde hace años? Al mismo tiempo, no debemos olvidarnos de esos contenidos que hay que dar, esa mente que hay que estructurar y que es esencial para abordar problemas de manera determinante en este curso, en los próximos y en su futuro profesional.  

Mi charla de ayer, y que tendré en más ocasiones, estaba destinada a transmitirles mi pasión por las matemáticas, y todo lo que esta ciencia tan extraña, tan perfecta y tan única me ha aportado. Yo también fui una alumna asustada cuyo libro de matemáticas se hacía cada vez mas grande según lo miraba. Pero tuve la gran suerte, de encontrar en el camino a varios profesores, que supieron transmitirme el amor a las matemáticas y todos los tesoros que tiene ocultos. Enseñar, ser un buen profesor, saber transmitir con pasión, con energía, con vitalidad, ser un guía, es esencial para que estos alumnos abandonen esa idea preconcebida de las matemáticas y se dejen llevar. Esta es la parte más dura de conseguir pero es el principio de una aventura maravillosa, que puede transportarte, si te dejas llevar,  a un universo repleto de cosas nuevas por descubrir, a alcanzar una satisfacción única y a ser libre porque, como dijo Cantor, la esencia de las matemáticas reside en su libertad. 

 

“Las Matemáticas no son un recorrido prudente por una autopista despejada, sino un viaje a un terreno salvaje y extraño, en el cual los exploradores se pierden a menudo”

(W.S. ANGLIN)