ALCALÁ NEWS Descubre lo que subyace en la ciudad -        

Una bromista Isabel Díaz Ayuso reivindica en Alcalá "vivir a la madrileña"

2021/04/06       Texto: Miriam Vega Rodríguez Fotos: LuxMoments Staffs

   

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, junto con la portavoz del PP en Alcalá, Judith Piquet, que además es la número 65 de su lista electoral para el 4-M, no pudieron visitar los comercios de la calle Mayor como anunció la convocatoria del PP. Los numerosos selfies y saludos a la candidata favorita por los sondeos impidieron cumplir la agenda. 


Isabel Díaz Ayuso había visitado por la mañana los hospitales de La Paz y 12 de Octubre, aun así muchos medios nacionales y regionales la siguieron junto a los locales por la tarde en su breve recorrido por la ciudad complutense, el primer municipio que visita en precampaña, según dijo Piquet. 


Sus asesores pedían a los reporteros mantener la distancia, aunque los seguidores hacían caso omiso a esos consejos. Comunicaron que Isabel Díaz Ayuso había tenido también una reunión interna en el Museo, pero cuando la prensa la vimos fue ya en la calle Tinte. 


En llegar desde allí a la Plaza de Cervantes tardó más que en pronunciar el discurso posterior, por las numerosas paradas y muestras de cariño de sus fans y afiliados, aunque también había atento algún que otro simpatizante de izquierdas con la curiosidad de verla en persona. 


"Muy buenas y soleadas tardes. Hemos contratado calefacción en Alcalá" , bromeó al coger el micrófono en la Plaza de Cervantes. Su discurso propagandístico reconoció que Alcalá es uno de los municipios más importantes de España por su patrimonio, historia y población, y se centró en promover ante los alcalaínos que hay que "vivir a la madrileña", es decir, "en libertad, con respeto, sabiendo que somos diferentes" y "procurando no dividir".


Desveló que en este nuevo formato de mitin a pie de calle paseando por la hostelería y comercios quieren ver sus quejas y aportaciones. Y luego añadió sus clásicas ideas: que las elecciones regionales son importantes a nivel nacional porque han destapado pactos e inestabilidad política y que va a dejarse la piel más allá del 4-M también. 
Hubo preguntas centradas no en su campaña, sino en su gestión como presidenta, sobre las vacunación masiva en el Zendal, el Wanda y el Wizink, y la vacuna rusa que ella quiere negociar. Una de sus respuestas fue curiosa: "las vacunas las trae la Unión Europea, las Comunidades las ponen, y la culpa de que no nos lleguen más la tiene el Gobierno Nacional". 


Tras su discurso, hubo más selfies, con mascotas incluidas, un ramo de flores, y un posado junto al Cervantes con algunos afiliados, donde apreciamos mejor su look a medida que se iba marchando gente, un vestido largo blanco y la cazadora de cuero de moda.