Blasillo: "Alcalá 'plagia' la idea de Huesca para homenajear a Forges"

2021/03/17          Texto: Cristóbal Honrado Fotos: LuxMoments

   

Por fin se ha presentado el monumento a “Forges” en la acera de la glorieta que lleva su nombre, entre la Vía Complutense y la avenida de la Caballería Española. 


El diseño ha corrido a cargo del Instituto Quevedo de las Artes del Humor, dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá y refleja el compromiso con la libertad y la democracia que caracterizaron la vida y el trabajo de Antonio Fraguas. El conjunto incluye una viñeta sobre los Derechos Humanos y la imagen de “Blasillo”, su personaje más representativo, que desde sus manos echa a volar una paloma de la paz que, como en tantas y tantas de sus viñetas, agita sus alas y nos trae una rama de olivo, símbolo universal de la humana fraternidad y la concordia. 


El resto del muro parece ser un soporte para futuras pintadas callejeras o para jugar al escondite inglés. Sobre todo en la parte trasera donde está la placa descubierta por las autoridades del Ayuntamiento y la Universidad de Alcalá que han asistido, del IQAH, su viuda,  Pilar Garrido, y demás familiares. Echamos en falta la presencia de más humoristas gráficos de nuestra ciudad, a los que también hay que apoyar en vida, y más en estos momentos tan complicados. 


Lo llamativo es que la alcalaína no es la primera rotonda y escultura que homenajea al Blasillo y Forges. El Ayuntamiento de Huesca fue quien tuvo esa idea primero cuando este personaje de viñeta protagonizó unos premios de la ciudad. El Ayuntamiento a cambio de este gesto, quiso dedicarle una rotonda a Forges quien en una de sus estancias en Huesca llegó a afirmar que "ésta era la ciudad de las rotondas por antonomasia". ¡Qué gran humor! 


Antonio Fraguas de Pablo (Madrid, 17 de enero de 1942 – 22 de febrero de 2018), usó como nombre artístico la traducción catalana de su primer apellido, pues era hijo de madre catalana y padre gallego. 


Cursó en Madrid estudios de bachillerato y de ingeniería de telecomunicación —que no terminó— y Ciencias Sociales. En 1956 a sus 14 años comenzó a trabajar como técnico de telecine en Televisión Española y como mezclador de imagen desde 1962. Abandonó la plantilla de TVE siendo Coordinador de Estudio en 1973 para dedicarse profesionalmente al humor gráfico.


Su primer dibujo publicado en 1964 en el diario Pueblo, fue de la mano de Jesús Hermida, y luego pasó a Informaciones. En 1970 comenzó a colaborar en Diez Minutos y trabajó en las revistas de humor Hermano Lobo, Por Favor y El Jueves, y en los semanarios Sábado Gráfico, Interviú, Lecturas, etc. Desde 1982 publicaba el chiste editorial en Diario 16 y posteriormente en El Mundo, pero dejó este periódico después de haber sido uno de sus siete fundadores, y en 1995 pasó a firmar el chiste editorial de El País. En 1992 sacó su novela «Doce de Babilonia». Ha dirigido dos películas (País S.A., 1975, y El bengador Gusticiero y su pastelera madre, 1977) y cuatro series de humor en televisión, El Muliñandupelicascarabajo (1968), Nosotros (1969) y 24 horas aquí (1976), en TVE; y Deforme semanal (1991), en Telemadrid con su hermano José María Fraguas. En radio ha participado en programas como Protagonistas de Luis del Olmo, La Ventana de Javier Sardá y Gemma Nierga, y en No es un día cualquiera, de RNE, con Pepa Fernández. Nadie de estos grandes personajes vino al homenaje, seguramente porque ni fueron invitados a venir a la ciudad. 


Antonio Fraguas era, desde su creación, el Director Técnico del Instituto Quevedo de las Artes del Humor. Pero su relación con Alcalá y la Fundación General de la Universidad de Alcalá comenzó mucho antes, cuando se creó el Programa de Humor Gráfico, a principios de los años 90. Ganó el Premio Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos 2014 y en enero de 2016 fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá.

ALCALÁ NEWS Descubre lo que subyace en la ciudad - 

DSC_8876-01.jpeg
WhatsApp Image 2021-03-14 at 17.41.29.jp