ALCALÁ NEWS - LAS CRÓNICAS DE M Descubre lo que subyace en la ciudad - ¡Los chismes vamos!

Por Miriam Vega Rodríguez

La gerente bocazas no ha quitado móviles       

2021/02/09            Fotos: LM

   

 

Del dicho al hecho va mucho trecho. Pero media Alcalá no lo tiene en cuenta con la novata gerente del Hospital. Dolores Rubio está crispada porque ve que se colapsa y no se puede desahogar como hacen otros, trasladando enfermos al Zendal, construido para eso. Y la presión hospitalaria también cuenta para las restricciones de movilidad, esas que también molestan a algunos. Con soberbia y en petit comité dijo que si el problema es que los familiares no quieren traslados quizá habría que quitarles el móvil a los ingresados. No era una orden, sino una gran metedura de pata. Ahora lo que la exigen no es que pida perdón por bocazas, sino su cabeza: cese o dimisión.  Ha habido varias concentraciones de los sindicatos y la Plataforma por la Sanidad Pública, comunicados políticos,  respuesta del viceconsejero de Sanidad, reclamación en la Asamblea y hasta un pleno municipal pidiéndolo. 
Resulta llamativo tanto revuelo por un dicho, no por un hecho. Y tan poco revuelo por la falta de vacunas y su lentitud en administrarlas, por la permisividad en el incumplimiento de normas que provocan más contagios, por la subida de sueldos de los políticos de la corporación en plena pandemia cuando cada vez hay más familias que no llegan a final de mes. 
También resulta llamativo que ni la afectada ni su gabinete de prensa, ni su partido en la ciudad -hasta el pleno- hayan tenido las agallas de salir públicamente a contar por qué hay que enviar a pacientes a Valdebebas y convencer a las familias por las buenas: ni en uno ni en otro centro pueden visitar a los enfermos. Lo importante es que estén bien atendidos donde haya personal suficiente y se recuperen. 
Tampoco han tenido agallas los que protestan a rechazar los desperfectos ocasionados a propósito en el Zendal. Sí, lo construyó Ayuso, pero con dinero de todos y si se estropea por gusto político más nos va a costar.