ALCALÁ NEWS - LAS CRÓNICAS DE M Descubre lo que subyace en la ciudad - ¡Los chismes vamos!

Por Miriam Vega Rodríguez

  BELÉN ESTEBAN SE CASA EN ALCALÁ                                                                                                             2019/06/22  

El cuento de la boda del año en Alcalá

Belén Esteban realiza el saque de honor durante un partido de football entre la Real Sociedad Deportiva Alcalá y el Atlético de Madrid en 2004. 

 

 

 

 

 

Fotos: The Glimpse Studio/ DYDPPA

En dos lugares de Alcalá de Henares, de cuyos nombres esperemos que si se acuerde el público de España y les pueda beneficiar en algo la publicidad que se ha hecho: La finca La Vega del Henares y el Parador de Alcalá, puso el foco de atención la prensa rosa el sábado 22 de junio debido a la segunda boda de Belén Esteban. Se ha casado con Miguel Marcos, un anónimo conductor de ambulancias al que conoció precisamente en una de sus subidas o bajadas de azúcar, hecho que ya se intenta vender como una historia de amor de cuento, quizá para recordar que tiempo atrás se la consideró la princesa del pueblo.


Al enlace civil en la finca situada en el paraje la Oruga, junto al río Henares, asistieron como invitados -alojados en su mayoría en el hotel de la calle Colegios- gran parte de la familia televisiva de Sálvame y la cúpula de la productora La Fábrica de la Tele salvo el nuevo Payasín, que hubiese estado muy bien que hubiese llevado la tarta, y por supuesto los que no le ríen tanto la gracia a la vecina de Paracuellos del Jarama.
Las más relevantes fueron las Campos, Maria Teresa y sus hijas Terelu y Carmen Borrego, a pesar de la guerra fría que mantienen con el programa de Telecinco, Jorge Javier Vázquez, Carlota Corredera, Paz Padilla, María Patiño, Gema López, Kiko Hernández, Mila Ximénez, Lidia Lozano, Belén Rodriguez, Raquel Bollo, Anabel Pantoja, Laura Fa, Rafa Mora, Ylenia, Jesús Manuel, Antonio Rossi, Omar, la coach Cristina Soria, o el arquitecto Joaquín Torres que otrora hizo una sección de decoración y ha sido quien le ha diseñado las invitaciones de boda a la pareja, e incluso el peluquero Manuel Zamorano, que también colabora en cambios de look.  


También estuvieron los directores del programa, uno de los cuales fue el padrino de la ceremonia en agradecimiento por rescatar a la heroína de este cuento de la que ha sido su peor pesadilla, por más que la alertaron previamente de que abriera los ojos. Raúl Prieto fue quien desveló además -suponemos que con el consentimiento de la madre o de la joven- que la hija de la Esteban y Jesulín de Ubrique, la que fue foco de toda la leyenda montada en torno a este personaje televisivo y que pidió al cumplir la mayoría de edad que no se la nombrara más ni saliese en prensa rosa como sus padres, había leido un emotivo discurso destacando la educación recibida por parte de la familia materna, recalcaron que materna. Con lo cual, el candelero vuelve a estar sobre Andrea, pero se ve que ahora no pasa nada, que la Esteban ya no "ma-ta" por la tranquilidad mediática de su hija y... ¡¡todos felices y a comer perdices... o era ¿pollo?!!


A falta de norias en esta boda como en la de Sergio Ramos y Pilar Rubio el sábado anterior, estuvo el presentador del programa que se llamó así, La Noria, y de algunas galas de Supervivientes, Jordi González. Si en la isla los concursantes se lesionan, en la boda el presentador también tuvo un incidente que destapó la polémica. Un camarero le manchó al verter una copas de sorbete de mango y cuando le ayudaron a limpiarse en la zona del ropero le pidieron hacerse una foto juntos con el móvil, un selfie. De esta forma se manchó también la imagen del personal de la hostelería, pues "los camareros están usando sus móviles" -dijo enseguida- como dando a entender que si se filtra alguna imagen que estropee la exclusiva en Hola de su amiga serían ellos los culpables ya que a los invitados se les había retirado el móvil. Usar el móvil no es delito para unos empleados con jornadas de larga duración. Lo que sí puede serlo es publicar imagénes del interior de un recinto privado sin consentimiento. Por eso a varios paparazzis infiltrados se los llevó detenidos la Policía Nacional antes del convite, sacándolos del recinto nupcial junto a los cerros. 

"Ni que fuera yo Bin Laden" pensará la Esteban, cuya historia de cuento podría asemejarse más a la de Pinocho que a la de una princesa. Hace unos meses dijo que retirarían los móviles de los invitados para que su gente pudiera disfrutar, bailar, comer y hasta emborracharse si hacia falta, sin estar pendientes o incómodos por si les fotografiaba o grababa alguien... Le faltó añadir: "tranquilos majos, que para eso ya va a estar una revista que luego tendrá que hacer como mi ex representante Toño: pa-gar-me". En fin...


No sabemos si algo de lo contado hasta ahora influyó para que algunos invitados dijeran pronto "hasta luego Mari Carmen", como fue el caso de Maria Teresa Campos, o de Jorge Javier y Rafa Mora que se fueron al Deluxe a contar más detalles de cómo eran los trajes, por qué no se habían quitado las etiquetas, la liga, las croquetas y ostras que se estaban comiendo, la música, los discursos... 


¡Ah! Quien tampoco estuvo fue el alcalde de Alcalá ni su mujer. Belén Esteban se creyó la broma que Sálvame le gastó dos días antes diciéndole que la máxima autoridad de la ciudad quería ir al evento. Como si el alcalde no tuviera cosas mejores que hacer... Pero sus palmeros no destacaron lo creido que se lo tiene la novia, sino cómo defendió que solo entrasen los invitados por ella. Más de uno debería reflexionar sobre el cuento y seguro que se pondría colorín, colorado...pero aún asi ¡Viva los novios!, que lo valiente no quite lo cortés.

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com