ALCALÁ NEWS - CORONAVIRUS

Por Miriam Vega Rodríguez

PLAN DE CHOQUE EN RESIDENCIA DE ANCIANOS

Fotos: DYDPPA

Los numerosos casos de contagiados y fallecidos a consecuencia del coronavirus en las residencias de mayores ha propiciado que las autoridades preparen un plan de choque.

El mayor impacto fue sin duda la declaración de la ministra de Defensa al desvelar que militares de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que acudían a desinfectar los centros habían encontrado cadáveres. La Fiscalía investiga el asunto aunque las residencias afectadas se defienden diciendo que era debido al colapso de los servicios funerarios.

Una de las primeras residencias de mayores que desinfectaron los militares fue la Francisco de Vitoria de Alcalá, que también fue de las primeras en pedir refuerzos de personal y material sanitario. Pero no es la única que vive una situación crítica. Una residencia de Meco también ha tenido bajas por el COVID-19 y en una de Mejorada el personal del centro de salud del pueblo avisó al Ayuntamiento de las dificultades que tenía. 

 

El plan de la Consejería de Sanidad es la actuación inmediata de los Bomberos de la Comunidad de Madrid y personal de Protección Civil en una serie de actuaciones para las que contarán con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para el traslado de pacientes sin patologías y que no estén infectados, a hoteles cercanos o, dependiendo del criterio de los familiares, a su domicilio particular: los responsables de la Consejería de Políticas Sociales contactarán con los familiares para que decidan la opción preferida en cada caso.

El Gobierno regional hará un mapeo urgente de las residencias de la región, para analizar bajo un mismo protocolo el estado de las mismas y la situación de los residentes.

Ante la problemática que se han encontrado algunas residencias con los internos fallecidos, el consejero de Sanidad ha firmado una orden relativa al Reglamento de Sanidad Mortuoria, por la que se permitirá tanto al personal de Bomberos como de Protección Civil y UME el traslado de los cuerpos de los residentes que pierdan la vida en los centros. No obstante, siempre se priorizará que estos trabajos sean llevados a cabo por los servicios funerarios municipales, que ya disponen del Palacio de Hielo de Madrid como morgue al haberse visto desbordados. 

Desde hace muchos días en Alcalá los bomberos ya acuden a domicilios llamados por enfermos que necesitan ayuda o familiares de fallecidos en casa. 

El Hospital de IFEMA contempla un conjunto de camas que estarán a disposición de los mayores internos en el caso de que se requiera. 

Para todas estas tareas, tanto los parques de Bomberos -con 1.400 efectivos- como los miembros de Protección Civil, que cuentan en su plantilla con elevado número de voluntarios, recibirán los equipamientos pertinentes para tener su protección garantizada y poder entrar en las residencias.   

La Comunidad de Madrid ha autorizado desde el pasado 5 de marzo la contratación de un total de 2.278 profesionales como refuerzo para las residencias de la región ante la situación provocada por el COVID19. Se trata de médicos, técnicos en enfermería y personal auxiliar. Además, en la pasada conferencia de presidentes autonómicos celebrada el domingo 22 de marzo, la presidenta Díaz Ayuso reclamó al Gobierno central un refuerzo de otras 1.000 contrataciones para estos centros.

Y menos mal que el pasado 6 de marzo, ante la propagación del coronavirus, se decretó el cierre de los 213 centros de día de mayores de la Comunidad de Madrid.