Por LuxMoments    2020 09 29

Antonio Banderas y Mario Casas lanzan THE ICON, su primera fragancia juntos

423x300 - AB THE ICON.jpg

Los dos iconos del cine español vuelven a reunirse para presentar un perfume intrépido, creativo, original y natural

 

Banderas destaca la seriedad, la profesionalidad y el talento de Casas, a quien dio su primer papel en ‘El Camino de los ingleses’

 

Para Casas, conseguir lo que ha logrado el actor malagueño “sería como alcanzar un sueño”

 

Madrid, 20 de septiembre de 2021.- Antonio Banderas y Mario Casas han lanzado THE ICON, su primera fragancia juntos. Dos iconos de diferentes generaciones del cine español con visiones del éxito en común. Para ambos, es el resultado de la constancia y el trabajo duro. Sus caminos se han cruzado en muchas ocasiones. De hecho, fue Banderas quien le dio a Casas su primera oportunidad en el cine, en ‘El Camino de los ingleses’ y ahora vuelven a unirse para encarnar dos maneras de ser un icono.

 

La nueva fragancia THE ICON es un estimulante soplo de aire fresco desde el primer instante. Después muestra un carácter más intenso y despliega el encanto de su elegancia, pero sabe que hay que terminar por todo lo alto, dejando una huella imborrable. Por eso, se reserva lo mejor para el final: una sensualidad y una intensidad magnéticas. El aroma del éxito.

 

Para Antonio Banderas, THE ICON supone “un paso más en la evolución y el crecimiento que ha tenido la marca en los últimos 25 años”. Mario Casas ha señalado que “simboliza la unión de dos generaciones en un mismo perfume. Es decir, la juventud que aporta mi generación, con la madurez de la de Antonio. Las dos se combinan perfectamente consiguiendo una fragancia intensa, pero al mismo tiempo fresca y juvenil”.

 

El perfume es intrépido, creativo, original y natural, cualidades que encajan perfectamente con las personalidades de estos dos actores de éxito. Banderas se queda con la naturalidad como el adjetivo que mejor le define. Casas, en cambio, se considera “una persona muy intrépida, tengo que estar siempre en una posición de abismo constante, de movimiento, tanto en mi vida como en los proyectos en los que me meto. Si no, me aburro, y si entro en esa rueda intento constantemente reinventarme. Si hay proyectos difíciles me tiro de cabeza sin pensarlo, me gusta esa sensación y la necesito”. 

 

 

Admiración mutua

 

Antonio Banderas y Mario Casas se admiran mutuamente. El actor malagueño ha destacado “la seriedad y la profesionalidad” de Casas, de quien también alaba su talento. “Trabaja duro y se toma muy seriamente todo lo que hace y los resultados los estamos viendo en cómo está evolucionando su carrera”, ha insistido. Además, ha señalado que le gusta “su naturalidad, su sentido del humor y tiene cierto punto de ironía que comparto”.

El intérprete, que le dio su primer papel en el cine, ha asegurado que vio algo en él que le gustó mucho, “luego ha seguido su camino y se está forjando una carrera sólida”.

 

Por su parte, Mario Casas ha afirmado que “Antonio es un actor del que aprendes muchísimo constantemente y tiene una capacidad de trabajo increíble. Puedo decir que ni en las escuelas se enseñan las cosas que aprendí y sigo aprendiendo con él, y para mí eso es un regalo”. Asimismo, ha destacado que “avanza constantemente, sigue trabajando de forma incansable, superándose cada vez”. Para Casas, conseguir lo que ha logrado el actor malagueño “sería como alcanzar un sueño”.

 

Ambos actores también tienen sus iconos. Para Mario Casas, el referente de su vida es su madre. “Creo que un icono tiene que ser una persona que de alguna manera deje huella con lo que hace, ya sea a una persona o a una sociedad, y puede venir tanto del ámbito del cine como de cualquier otro sector, pero definitivamente debe dejar una huella. En mi caso mi icono es mi madre. Es alguien que me ha marcado mucho como persona, como ser humano, y lo sigue haciendo hoy en día”, ha confesado el actor.

 

Casas siente devoción por su familia. En ese sentido, el actor ha afirmado que son “una piña muy fuerte. No soy una persona de tener muchos amigos, vivo en la montaña con mi perra y me gusta llevar una vida muy tranquila y familiar. Mi familia es en quien confío, los que me han visto en lo mejor y lo peor, así que para mí lo son todo. Son los que me han apoyado desde el principio, los que me empujaron a ser actor y hacer lo que realmente me gusta y por lo que lucho. Mis padres se han volcado en sus hijos, lo han dado todo, se han dejado la vida, por lo tanto, mi respuesta no puede ser otra que devolverles todo lo que me han dado”.

 

Picasso es el icono de Antonio Banderas, a quien admira por ser de su tierra y “porque en una época particular de la historia de España en la que eran muy pocos los españoles que se marchaban y se convertían en personajes internacionales, él decidió irse fuera”. Para él, también son referentes “Marlon Brando o directores de cine como Coppola”.

ENTREVISTA A ANTONIO BANDERAS

¿Cómo definirías THE  ICON?

THE ICON es un paso más en la evolución y el crecimiento que ha tenido la marca en los últimos 25 años. Siempre me cuesta poner mis perfumes en una casilla, me cuesta decir “este perfume es para este tipo de hombre y este pare este otro”. Es un ejercicio que obviamente hace mi equipo en Puig pero si lo tuviera que definir, diría que es el perfume masculino más sofisticado de mi línea, tanto a nivel de diseño como de propuesta olfativa. Y también es el más innovador y prueba de ello es el lanzamiento mundial que hicimos en absoluto directo en junio. Fue como un show televisivo con efectos digitales, realidad aumentada, algo que nunca se ha hecho para el lanzamiento de un perfume. 

Por primera vez lanzas una fragancia sin hacerlo en solitario ¿qué ha significado para ti hacerlo al lado de Mario Casas?

Me ha gustado mucho hacerlo con Mario. Cuando empezamos a trabajar en THE ICON hace ya más de dos años, el equipo me propuso integrar otra figura masculina. Me pareció una buena idea y la elección magnifica. Su incorporación encajaba perfectamente con el concepto del perfume, con la intención de dirigirnos a otra generación de hombres y obviamente con la idea de mantener el sentido del humor y de no tomarse muy en serio esto de “ser un icono”.  Esto está reflejado en toda la campaña. Entre nosotros hay una buena química y en pantalla esto se nota. Nos la pasamos muy bien en el rodaje. 

El hombre ICON es Intrépido, creativo, original y natural ¿Con cuál de esos adjetivos se identifica más Antonio Banderas?

Es difícil contestar a esta pregunta y me gustaría decir que quizás un poco de todo. Al final y al cabo, para ser actor hay que ser atrevido, intrépido, pero no solamente para las escenas de acción, también por ejemplo a la hora de aceptar o buscar un papel que te saca de tu zona de confort y te lleva a territorios desconocidos. La originalidad y la creatividad van también de la mano en esta profesión, pero si tengo que quedarme con uno de esos adjetivos quizás sea ser natural. Si no hay naturalidad todo se pierde. Si se empieza a intelectualizar mucho creo que se pierde la magia en la vida. Uno vive de la manera más natural posible, de la mejor manera posible con lo que le ha tocado vivir y sin olvidar de donde viene, sin olvidar sus raíces. Siempre lo he dicho, un hombre sin raíces no es nada. Así que me quedo con la naturalidad. 

Eres un icono para muchas personas ¿quién es un icono para ti?

Picasso por ser de mi tierra y porque en una época particular de la historia de España en la que eran muy pocos los españoles que se marchaban y se convertían en personajes internacionales, el decidió irse fuera. Y de repente Picasso ya no era un héroe local, se hablaba de él en todo el mundo, como si fuese un Dios. Yo sentía una enorme fascinación por el personaje. Y luego otros iconos que tengo son actores como Marlon Brando o directores de cine como Coppola que representan una gente y una época que admiro mucho. 

¿Qué significa para ti tener éxito en la vida? 

El éxito significa cosas diferentes para cada uno. Para mí el éxito es conseguir aquello que realmente uno desea y conseguirlo basado en el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo constante y que todo esto se vaya materializando en los sueños que tenías. Pero hay muchas versiones de lo que puede ser el éxito. Hay gente que lo tiene, pero no es un éxito escalable a la sociedad, es un éxito más invisible, más callado. El éxito puede ser muchas cosas y es cierto que en nuestra profesión tiene un reflejo público, se ve más y uno puede pensar que eso es tener éxito. Pero no lo es, el éxito es sencillamente trabajar para conseguir tus sueños y tus objetivos. 

 

Hace poco te veíamos dirigiendo una orquesta en Marbella, no hay nada que se te resista ¿hay alguna faceta que todavía no conozcamos de ti?

Todavía hay cosas que no he hecho, muchas, pero siempre he pensado que la vida es corta y hay que exprimirla. Soy una persona muy activa y me gusta hacer muchas cosas, siempre y cuando las pueda llevar adelante. Pruebo, veo si hay un camino a para seguir adelante y si no lo encuentro, pues nada, me vuelvo atrás. 

¿Qué destacarías de Mario Casas como actor? ¿Qué es lo que más te gusta de su personalidad?

Destacaría la seriedad y la profesionalidad con las que prepara sus papeles. Y quizás algunos se puedan despistar con Mario porque es un chico guapo, que gusta mucho. Pero para mí, antes que nada, es un actor con mucho talento. Trabaja duro y se toma muy seriamente todo lo que hace. Y los resultados los estamos viendo en cómo está evolucionando su carrera. Me gustan además su naturalidad, su sentido del humor y tiene cierto punto de ironía que comparto. En este proyecto de THE ICON, desde el rodaje, hasta el lanzamiento mundial que hicimos en directo desde un plató delante de casi 600 personas hubo una buena química entre nosotros y nos hemos divertido mucho. 

 

 

Le diste su primera oportunidad en el cine ¿Cómo ha sido su evolución?

Conozco a Mario desde que lo dirigí en 2006 en el “Camino de los ingleses”. Era muy joven y prácticamente un desconocido para el gran público, pero vi algo en él que me gustó mucho. Luego ha seguido su camino y se está forjando una carrera sólida, y hemos vuelto a coincidir en la película de los mineros chilenos “Los 33 “en 2016. Además, este año se ha dado la feliz coincidencia que yo produzco y presento la Ceremonia de los premios Goya desde mi teatro en Málaga y a él le dan el Goya al mejor actor. Es alguien especial para mí, e incluso siento cierto orgullo en ver como aquel chico, de apenas 17 años, que escogí para mi película ha evolucionado tan bien y hoy se está convirtiendo en una gran estrella.

 

¿Qué ha significado para ti la pandemia? ¿Cómo la has vivido?

Yo cogí el Covid el año pasado estando en Málaga. Afortunadamente no fue muy fuerte, me aislé en mi casa tomando todas las precauciones necesarias y nadie más de mi entorno se contagió.  Y creo que la he vivido como todo el mundo. Con tristeza para los que se han sido duramente golpeados por la pandemia, tanto a nivel de perdida de una persona querida como de aquellos cuyo negocio, sueños y ahorros de toda una vida se han esfumado con esta crisis que ya no es solo sanitaría. Es también social y económica. Pero tengo que decir que hay algo que me ha impactado y es la capacidad que tiene el ser humano de adaptarse a las circunstancias. A pesar de todos los daños, sanitarios, económicos y psicológicos, el ser humano ha demostrado tener la extraordinaria capacidad de adaptarse a situaciones muy complicadas y difíciles. Me ha sorprendido e incluso a veces me ha emocionado. 

Te diría incluso que para mí lo peor no es haber cogido el virus, es lo que ha significado como empresario con mi teatro. No saber cuándo volverás a funcionar con normalidad y poder pagar a todos los que dependen de ti es muy complicado. Nos hemos tenido que poner las pilas muy rápidamente y de manera casi drástica para poder volver a cierta normalidad. Y esto demuestra que, si se hacen las cosas con rigor, se respetan los protocolos, en el teatro o en el cine no tiene por qué producirse ningún brote o enfermedad creada por un virus o bacterias.

¿Ha sido doloroso ver cómo ha afectado al mundo del cine?

Es una situación muy complicada para todos los que dependemos de un lugar que hay que llenar de gente para que funcione. Y no solamente para la industria que de repente ha tenido que pararse. Yo estaba rodando “Competencia oficial” y tuvimos que tomar la decisión de parar el rodaje casi en 24 horas, sin saber cuándo volveríamos a rodar. Y parar un rodaje significa que hay mucha gente que se encuentra del día a la mañana, sin trabajo y sin ninguna posibilidad de encontrar una alternativa porque toda la industria ha parado. Y luego está obviamente el otro lado de la medalla. Cines, teatros, salas de concierto, la hostelería nada podía funcionar, la gente no podía reunirse. Fue desolador. 

Te veremos en la próxima película de Indiana Jones ¿qué significa para ti participar en una película tan icónica?

Es un orgullo, es casi un premio que me otorga el productor Steven Spielberg. Y trabajar con un mito del cine como Harrison Ford es muy bonito, una cosa más para poner en la vitrina de las cosas maravillosas que me han pasado en la vida, en mi profesión. 

 

 

ENTREVISTA A MARIO CASAS

 

¿Cómo definirías ICON?

Para mi The ICON simboliza la unión de dos generaciones en un mismo perfume. Es decir, la juventud que aporta mi generación, con la madurez de la de Antonio. Las dos se combinan perfectamente consiguiendo una fragancia intensa, pero al mismo tiempo fresca y juvenil. A mí personalmente me encanta y además se lo dije a Antonio cuando entré en este proyecto. 

 

He podido además participar activamente en el evento de presentación a la prensa que se hizo de forma virtual y usando la más alta tecnología, con realidad aumentada y participando de forma interactiva con los periodistas en directo, algo que nunca había visto antes. Esa sin duda ha sido una experiencia completamente nueva para mí, y para todos.  

 

El hombre ICON es Intrépido, creativo, original y natural ¿Con cuál de esos adjetivos se identifica más Mario Casas?

Me considero una persona muy intrépida, tengo que estar siempre en una posición de abismo constante, de movimiento, tanto en mi vida como en los proyectos en los que me meto. Si no, me aburro, y si entro en esa rueda intento constantemente reinventarme. Si hay proyectos difíciles me tiro de cabeza sin pensarlo, me gusta esa sensación y la necesito.  A veces ese proyecto no sale como esperas, pero en ese proceso aprendes mucho más. 

 

Eres un icono para muchas personas ¿quién es un icono para ti? 

Creo que un Icono tiene que ser una persona que de alguna manera deje huella con lo que hace ya sea a una persona o a una sociedad, y puede venir tanto del ámbito del cine como de cualquier otro sector, pero definitivamente debe dejar una huella. En mi caso mi icono es mi madre. Es alguien que me ha marcado mucho como persona, como ser humano, y lo sigue haciendo hoy en día. Y claramente en el caso de The ICON, Antonio es el Icono indiscutible, yo con seguir su estela y llegar algún día a conseguir lo que ha conseguido él, sería como alcanzar un sueño.  

 

 

Se trata de tu primera fragancia y además la lanzas al lado de un actor como Antonio Banderas ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar junto a él en este proyecto?

De hecho mi primera experiencia con los perfumes de Antonio fue regalando Diavolo a mi padre cuando era un niño. Quien me hubiese dicho en ese momento que años más tarde trabajaría con él para lanzar uno de sus perfumes. Para mí es una suerte haber trabajado con él. Hemos tenido la oportunidad de pasar varios días juntos, he podido ver todo el trabajo que hay detrás de un lanzamiento de un perfume que es muchísimo. Me ha gustado mucho la experiencia, lo hemos pasado muy bien haciéndolo y el resultado de la campaña es muy bueno. Además, he podido vivir la presentación a prensa con más de 27 países, en un plató de televisión retransmitiendo en directo, dese luego una experiencia inolvidable. 

 

Antonio Banderas te dio tu primer papel en el cine ¿Qué ha significado Antonio Banderas en tu carrera? 

Para mí ha sido una suerte, y un sueño a la vez que un aprendizaje continuo. Antonio me dio mi primer papel en la película “El camino de los Ingleses” y para mi ha sido mi gran historia de amor con el cine, mi primera vez. Ese inicio en mi carrera fue como la sensación que tienes en un campamento de verano, con solo 18 años y un poco inconsciente aún de lo que estaba pasando. Yo lo recuerdo como una experiencia maravillosa y a Antonio siempre le estaré agradecido por darme esta gran oportunidad de conseguir mi sueño de ser actor. 

 

¿Qué destacarías de él como actor? 

Antonio es un actor del que aprendes muchísimo constantemente, y es un actor con una capacidad de trabajo increíble. Puedo decir que ni en las escuelas se enseñan las cosas que aprendí y sigo aprendiendo con él, y para mí eso es un regalo. 

 

Avanza constantemente, sigue trabajando de forma incansable, superándose cada vez. Otra cosa que lo engrandece dentro de la industria es que ha sido el precursor, el que inició el camino de otros actores hacia la meca del cine, hacia Hollywood. Tras él han seguido grandes actores y directores españoles, y eso me parece increíble y me hace sentir muy afortunado por haberme cruzado en su camino.

 

¿Y cómo director? 

Destacaría su generosidad y humildad a la hora de dirigir a sus actores. 

Antonio además tiene un olfato increíble para descubrir el talento, y prueba de ello está en el elenco de actores que surgieron tras “El Camino de los Ingleses”, de donde han salido actores que tienen ya un recorrido importante como Raúl Arévalo. 

 

¿Qué significa el éxito para Mario Casas?

Para mí el éxito es llegar a ser feliz, llegar a conseguir lo que te propones y en ese camino para conseguirlo está el trabajo, la constancia, el esfuerzo y el sacrificio.  Un ejemplo claro de éxito es el que ha conseguido Antonio como embajador del cine español, como su carrera ha abierto las puertas de Hollywood a otros grandes actores españoles. Ojalá yo algún día pueda llegar donde ha llegado él, sería un sueño. El ser una estrella y lo que somos en realidad para los demás a veces te sorprende. La gente piensa que eres inalcanzable y cuando te conocen, se sorprenden y ven que eres una persona normal, que tiene los mismos miedos o inseguridades. Quizás incluso más porque estamos más expuestos.  

 

 

Tu familia siempre ha estado muy presente en tu vida y tu carrera ¿Qué supone tu familia para ti? 

Nuestra familia es una piña muy fuerte. No soy una persona de tener muchos amigos, vivo en la montaña con mi perra y me gusta llevar una vida muy tranquila y familiar. Mi familia es en quien confío, los que me han visto en lo mejor y lo peor, así que para mí lo son todo. Son los que me han apoyado desde el principio, los que me empujaron a ser actor y hacer lo que realmente me gusta y por lo que lucho. Mis padres se han volcado en sus hijos, lo han dado todo, se han dejado la vida, por lo tanto, mi respuesta no puede ser otra que devolverles todo lo que me han dado. 

 

¿Qué ha significado para ti la pandemia? ¿Cómo la has vivido? 

Cuando estalló la pandemia, justo estaba grabando una serie, “El Inocente”, y tuvimos que parar el rodaje y nos mandaron a todos para casa. El rodaje fue en Barcelona, y yo vivo en Madrid, así que me dijeron que me tenía que ir inmediatamente en coche o si no tenía que quedarme allí sin poder regresar a mi casa. Aproveché entonces el confinamiento para escribir, 6 u 8 horas al día. También estuve reflexionando, descansando. No sabía que amaba tanto la escritura, y me di cuenta entonces de lo importante que es y sigue siendo para mí. 

 

Cuando pude regresar, dos meses más tarde, me sentí como si estuviese en una película de ciencia ficción. Todo el equipo llevaba mascarillas, había muchas medidas de seguridad, mucho miedo. Algo que nunca habíamos vivido, no parecía que yo fuese a rodar una película si no que la sensación fue que estaba viendo una película.