Texto: Miriam Vega Rodríguez y fotos: LuxMoment       2021 02 24

DIAMONDS BOXING, LA FIRMA DE ÁLVARO GUERRERO

Cada maestrillo tiene su librillo y en este caso el último concursante alcalaíno de Maestro de la Costura, tiene su propia firma de moda: Diamonds Boxing. 


Álvaro Guerrero, el segundo expulsado de la cuarta edición de ese talento show con éxito en TVE, ha logrado unir sus dos pasiones, la moda y el boxeo. 


Con Diamonds Boxing ha puesto solución a un gran problema que había entre los boxeadores al intentar diferenciarse de otros compañeros al subirse a un ring. Ropa a medida y con diseños únicos y exclusivos para cada cliente, entre los que se encuentran deportistas de la talla de Miriam Gutiérrez, la concejala de Mujer de Torrejón. 


Hasta existir esta firma, las familias procuraban customizar un poco la ropa estándar, pero no había diseñador que comprendiera las necesidades en cuanto a comodidad y exclusividad tan importantes para un boxeador.


Álvaro Guerrero, boxeador profesional y fundador de Diamonds Boxing, que sabía lo difícil que es encontrar ropa cómoda para competir, con un largo que te siente bien o un diseño elegante a la vez que único, supo materializar la mezcla de dos mundos aparentemente tan diferentes: la moda y el boxeo.


De hecho, su entrada en el concurso televisivo sorprendió. El programa contó que el joven de 32 años que trabaja en una fábrica y quiere ser boxeador había sufrido hace unos meses un apuñalamiento en el pulmón por una discusión de tráfico y ya no pudo volver a la competición, así que decidió sacar adelante su propia marca de ropa de boxeo después de que, por casualidad, un boxeador de la selección española olímpica le pidió hacerle la ropa. 


Cuando subía al ring a Álvaro le apodaban “Elegancia” por su forma de pelear y los atrevidos looks que lucía. Tras una larga preparación y mucha paciencia, volvía a estar preparado para competir de nuevo. Pero Jesús del Pozo y su musa Ana Belén no le dieron mucha suerte, pues su modelo con estas referencias de estilo fue el que menos gustó al jurado (Lorenzo Caprile, Alejandro G. Palomo y María Escoté) y por eso tuvo que abandonar con su máquina de coser el programa.


Además de Álvaro, ya hubo otra vecina de Alcalá concursando en este programa por el maniquí de oro, la granadina Mahi Masegosa, la concursante de realities como Supervivientes y La Casa Fuerte, el que ganó con su pareja Rafa, para poder montar un taller de costura en la ciudad complutense y hacer sus propios diseños.