ATLETAS PARALÍMPICOS

Texto: Rebeca Tul

Fotos: Ayto Alcalá,  FEDDF y portada revista TIME

Alba García representará a España en los Juegos Paralímpicos de Tokio

photo_2021-07-15 18.25.15
photo_2021-07-15 18.25.15

photo_2021-07-15 18.25.18
photo_2021-07-15 18.25.18

photo_2021-07-15 18.25.22
photo_2021-07-15 18.25.22

photo_2021-07-15 18.25.15
photo_2021-07-15 18.25.15

1/3

Alcalá de Henares estará presente en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio, que se celebrarán del 24 de agosto al 5 de septiembre y contará con la participación de atleta paralímpica complutense Alba García Falagán. A sus 19 años, será una de las 135 personas que conformarán el equipo paralímpico español en Tokio. 

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha asegurado que “es un orgullo para toda la ciudad contar con deportistas como Alba García” y le desea “la mejor de las suertes en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Toda la ciudad de Alcalá de Henares estará apoyando desde la distancia a nuestra embajadora paralímpica, y también a los taekwondistas Adriana Cerezo, Adrián Vicente, Javier Pérez y Raúl Martínez, que representarán a España y la ciudad en los Juegos Olímpicos de Tokio”. Y suponemos que también a Inés de Velasco, del Club de Tiro con Arco Sagitta de Alcalá de Henares, que también consiguió plaza en los JJOO. 

Por su parte, el primer teniente de alcalde y concejal de Deportes, Alberto Blázquez, ha puesto en valor “el nivel del Deporte alcalaíno, que cada día se supera y nos hace sentir muy orgullosos a todos los vecinos y vecinas de la ciudad al ver cómo estos deportistas llevarán el nombre de Alcalá de Henares a unos Juegos Olímpicos, la mayor competición internacional. 

La Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF) aporta 48 de los 135 deportistas españoles que competirán en los Juegos Paralímpicos de Tokio. 

La delegación española, en total, estará formada por 221 integrantes, de los cuáles 135 son deportistas -122 con discapacidad más 13 deportistas de apoyo- y 86 diferentes miembros entre entrenadores, médicos, fisioterapeutas, mecánicos y personal de organización y oficina.

En Tokio, el baloncesto en silla de ruedas y la natación serán los deportes con mayor representación española (24 cada uno), seguidos de atletismo (20), ciclismo (10), fútbol-5 y tenis de mesa (8), triatlón (7), piragüismo y remo (5), tenis en silla de ruedas (4), judo (3), halterofilia (2), taekwondo, tiro y tiro con arco (1).

Además, habrá 13 deportistas de apoyo entre guías de atletismo (5), triatlón para ciegos (3), pilotos de tándem (2), porteros de fútbol-5 (2) y timonel de remo (1).

En cuanto a la distribución por federaciones, 48 son de la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF), 29 de la de ciegos (FEDC), tres a la de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido(FEDPC) y dos a la de Personas con Discapacidad Intelectual (FEDDI).

El programa paralímpico de Tokio está compuesto por 22 deportes, entre los que debutan el badminton y el taekwondo. España competirá en quince de ellos. En total, habrá más de 4.400 deportistas procedentes de 170 países.

Los 135 deportistas y deportistas de apoyo clasificados para Tokio superan la cifra de 127 de Río 2016. En aquella ocasión la delegación la formaron 201 personas, mientras que ahora lo harán 221. 

La participación femenina de la delegación española será del 33% (40 mujeres), lo que supone un importante incremento con respecto a la cita carioca, dónde fue del 25% (23). En categoría masculina participarán 82 hombres (67%) en Tokio.

La edad media de los deportistas españoles es de 34,1, una cifra un poco superior a la de Río 2016, que fue de 32,6, mientras que un 42% de los deportistas debutarán en estos Juegos, lo que supone que existe relevo generacional en la delegación española.

Antes de viajar a Tokio, la delegación española se concentrará bajo un sistema de burbuja en Centros de Alto Rendimiento y de Tecnificación Deportiva con el objetivo de evitar contagios por coronavirus de última hora que puedan poner en peligro su participación en los Juegos.