Por Miriam Vega Rodríguez  Fotos Ayto Alcalá          2021 10 25

Misión cumplida de La Fura dels Baus: "Todos vamos dentro del mismo barco"

La Casa Cyberhut de Marte, el hórreo tecnológico de la Plaza de Cervantes, que agotó las entradas para verla, ha acogido en la tarde del sábado el espectáculo de La Fura dels Baus organizado en el marco de la Mobile Week Alcalá 2021.

El espectáculo ha reunido a cientos de personas que se han acercado para disfrutar de la impresionante performance y su enfoque interdisciplinar que aúna lo ritual y atávico con lo hipertecnológico. 

Quizá no ha sido tan espectacular como se esperaba, pues no ha tenido fuegos artificiales, pero sí números sorprendentes. 

La actuación comenzó con varios actores con sopladoras que dejaron confeti negro sobre el público, y que recordó a la ceniza que vuela en La Palma por la erupción del volcán. De esa forma condujeron a otra actriz hasta una gran bolsa de plástico para 'envasarla al vacío', una escena muy orgánica pero angustiosa a medida que la protagonista, que daba la sensación de ir desnuda, se iba quedando sin aire, sin oxígeno.

IMG_20211023_224404
IMG_20211023_224404

press to zoom
IMG_20211023_224437
IMG_20211023_224437

press to zoom
IMG_20211023_204750
IMG_20211023_204750

press to zoom
IMG_20211023_224404
IMG_20211023_224404

press to zoom
1/11

De la casa de Astroland salió entonces un astronauta narrador: "La persona que camina, que está en movimiento y deambula..." empezó a leer sobre esta aventura. 

La segunda parte la protagonizó un barco con luces led que se hubiera visto mejor de haber sido más de noche. Capitaneado por un actor, la nueva versión 2.0 del arca de Noé, navegó entre la masa de público y alrededor del quiosco de la música repasando la historia de las principales expediciones marítimas que ha habido en la Tierra a lo largo de los siglos, entre las que cabe destacar la de Magallanes y Elcano en el siglo XVI financiada por la Corona española pues completó la primera circunnavegación de la Tierra en la historia, descubriendo así que era redonda. 

El narrador-astronauta se encargó de insistir en que "la primera vuelta al mundo fue tan audaz como ahora viajar a Marte" y recordar que "todos vamos dentro del mismo barco".  Además nos mostró su faceta de barítono cantando el Sursum Corda, traducido del latín 'Arriba el corazón'. 

Y eso dio paso a la tercera y última parte del espectáculo, donde dos actores y dos actrices fueron elevados a gran altura con arneses y la ayuda de una grúa como si fueran astronautas en el espacio o acróbatas de paracaidismo, y poco después también una gran esfera en representación del Planeta Rojo. 

"Vamos a Marte para salvar la Tierra" dijo el narrador, aunque también parecía decir "vamos a amarte para salvar la Tierra", y concienciar a la población de que debemos cuidar más la naturaleza, para salvarnos a nosotros mismos. 

Misión cumplida para una compañía muy conocida que busca estimular la imaginación y sorprender al espectador. 

Entre el público estuvieron varios miembros de la corporación municipal, incluidos el alcalde y portavoces de PSOE, Cs, PP y UP-IU, además de ediles de Innovación, Cultura y Educación, que se pusieron entre la gente y no en primera fila en el sitio que en un principio se había reservado para ellos, para tener deferencia con los demás vecinos y visitantes que habían llegado antes para verlo, gesto que esta vez les honra.