Por LuxMoments Fotos Ayto Algar     2021 08 10

"La charla al fresco" aspira a ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

 

Es una escena típica de los pueblos de España al atardecer y anochecer en verano. Y quien ha tomado la iniciativa ha sido Algar, un pueblo en la sierra de Cádiz, que incluso ha grabado un video para apoyar la propuesta de su Ayuntamiento para que "la charla al fresco" sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, tal y como es por ejemplo el flamenco. Con esa idea está traspasando fronteras y acaparando atención mediática para atraer turismo. 

En el municipio tienen la esperanza de que con el esfuerzo de todos puedan conseguir este reconocimiento para su villa. El principal mérito por el que  solicitan que estas tertulias con vecinos a las puertas de sus casas, sentados en los poyos, sillas de enea o hamacas plegables, tengan ese título es porque ha sido capaz de sobrevivir a la televisión y en la era digital, donde según últimos estudios las personas nos pasamos un tercio de nuestra vida, 28 años de media a lo largo de ella, frente a una pantalla navegando por Internet. Solamente durante el confinamiento doméstico por la pandemia del Covid se interrumpió. Si bien reconocen que ya no lo hacen tanto como antes, porque ahora tienen otros entretenimientos. 

Es una entrañable forma de contarse confidencias y problemas sin necesidad de entrar en redes sociales, estar al tanto de los cotilleos del pueblo, de ver llegar a los 'forasteros' que cuando van a pasar las vacaciones al pueblo, y una sociable manera de relajarse hasta que les entra sueño y se meten a dormir. 

En este municipio de unos 1.400 habitantes no quieren que esta costumbre centenaria desaparezca. Multitud de medios nacionales se han fijado en este pueblo por su iniciativa, e incluso internacionales como The Guardian, que han preguntado al alcalde de Algar, José Carlos Sánchez, los detalles de estas conversaciones cara a cara que quiere ganarse un hueco en un catálogo que abarca desde el arte de hacer pizza napolitana hasta la cultura de la sauna en Finlandia y una competencia de corte de césped en Bosnia y Herzegovina, entre otras cuestiones.