Por Miriam Vega Rodríguez         Fotos MVR  2021 06 29

Manuel Andrades empieza nueva etapa tras 'Lo afectivo es lo efectivo'

Manuel Andrades Cordero, Lolo, ha presentado en la Casa de los Lizana su libro 'Lo afectivo es lo efectivo' antes de dejar Alcalá y empezar un nuevo curso en el colegio malagueño Chanquete. 
En el acto estuvo arropado por la que fue su profesora en el Instituto Pedro Gumiel, Concha Albertos, sus padres, vecinas, compañeros, ex alumnos como Sofía, la hija de Iván Plademunt y los concejales de Educación, Diana Díaz del Pozo (PSOE), Javier Villalvilla (PP) -que preguntó curiosidades de su docencia- y Teresa López (Unidas Podemos). 
La presentación fue muy afectiva y educativa de principios y valores tanto en el gremio de los maestros como el del periodismo, donde hay que inculcar más educación, evitar la crispación y censurar las faltas de respeto en las redes sociales. 


Lo afectivo es efectivo, con prólogo de Mar Romera, cuenta en cuatro bloques con 52 capítulos diferentes miradas: de niño y adolescente, de maestro, reflexiva y como compañero y amigo. Son experiencias enfocadas desde diferentes pedagogías y ámbitos educativos. El fin es "encender un fuego para que los menores aprendan juntos y dialoguen para lograr una escuela mejor cada día". Concha Albertos desveló algunas anécdotas del maestro que ha defendido que todas las asignaturas son importantes, incluida la suya de Educación Física. Empezó en Torrejón y ha pasado por diferentes colegios de Alcalá, también por la escuela de Don Bosco, donde inculcan el principio de atender a los que más lo necesitan y también en Cabanillas del Campo, donde el alumnado disfruta al aire libre que es una de las prioridades de Lolo. 


"La autoridad nunca se gana con castigos, solo se genera desde la ternura.(...) La resiliencia la vivimos en el aula de manera afectiva. (...) Para ser profesor hay que ser jardinero: porque cada planta es diferente, una necesita más riego y otra más luz. Hay que identificar lo que cada uno necesita. También hay que ser camarero, para servir los diferentes cafés como le gustan a cada uno. Y pirata, para descubrir tesoros en sus alumnos", son frases de Lolo que destacó su maestra... "El libro del maestro Lolo es el del agradecimiento". En ese sentido Concha Albertos puso de ejemplo al  Instituto Espartales donde ella impartió clase en su última etapa antes de jubilarse, pues el alumnado estaba acostumbrado a dar las gracias por material. "Gestos de reconocimiento que hay que inculcar para crear ciudadanos crítico y solidarios". 


Manuel agradeció el legado de su maestra en tantos adolescentes y lo importante que es "ir de la mano las familias, los maestros y los medios de comunicación" para el ámbito educativo. "Hay que cocinar a fuego lento porque no sabemos qué trabajos va a haber dentro de diez años, lo importante y lo que buscan las empresas es que sepan trabajar en equipo. (...) La escuela del siglo XXI no puede ser la del siglo XVIII". Además tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento al dueño del restaurante Olivar, Román Bermejo, fallecido recientemente, "que fue un gran ejemplo en limpieza y puntualidad", a la Universidad, al Avance, a los políticos que le han apoyado... "El afecto si no se cuida, se olvida". Por eso Lolo volverá y será enlace entre la tierra de Nebrija y la tierra de Cervantes, porque ambas son sus raíces. Antes de irse dejó dicho lo importante que es no politizar la educación y llegar a entendimientos para que no haya un modelo diferente por cada comunidad.