Para la ceremonia del Premio Cervantes entregado a Eduardo Mendoza este jueves en Alcalá de Henares, la Reina Letizia deslumbró luciendo de nuevo el look de la polémica de Felipe Varela. En 2016 llevo este abrigo en tweed blanco roto, con bordados a mano en cristal y georgette negro formando flores que causó polémica cuando la esposa del rey felipe VI lo llevo en el Día de la Hispanidad.

Aunque el diseñador español negó haber plagiado a Oscar de la Renta (en amarillo con cinturón negro), muchos usuarios en las redes insistieron en resaltar el 'parecido razonable' del vestido de la Reina con uno que la marca presentó en la Nueva York en el desfile primavera-verano 2011. Es indudable el parecido entre ellos.  

La elección de este estilismo es una opción muy inteligente. Es un diseño sobrio y formal, necesario para la entrega del Cervantes en un lugar tan mágico como el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares o el tradicional posado para la prensa en el patio de filósofos y Santo Tomás de Villanueva.

Doña Letizia se calzó salones nude de Magrit y llevó una cartera de mano a juego de la misma firma. Para rematar el estilismo Doña Letizia se peinó con un favorecedor semirrecogido que dejaba al descubierto los pendientes de diamantes y perlas australianas que guarda en su joyero desde 2005. Regalo que Don Felipe le hizo cuando nacimiento de Princesa de Asturias Leonor.

Texto: LuxMoments Fotos: Dekokimaki

 Look de la polémica en los Premios Cervantes

                                      Refrie el Varela acusado de plagiar a Oscar de la Renta. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com