Fotos: Francis Silva/ DYDPPA

DURANTE EL FESTIVAL DE CINE DE MALAGA TRAS SUFRIR UN INFARTO EL 26 DE ENERO. 

El actor malagueño, que recibe el premio de honor del Festival de Málaga, confiesa que lleva meses en tratamiento para recuperarse de su dolencia cardíaca.

Mucho se había especulado durante los últimos meses sobre su estado de salud, máxime tras su ingreso en un hospital suizo el pasado día 20 tras sufrir un fuerte dolor en el pecho. Ahora sabemos que el pasado 26 de enero sufrió un infarto y fue hospitalizado en el condado de Surrey. Las constantes idas y venidas de Antonio Banderas (56) habían encendido las alarmas y ha sido el propio actor el que ha reconocido que su enfermedad cardíaca ha sido mucho más grave de lo que se había escrito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El actor ha alquilado en apartamento en Suiza junto a su novia Nicole Kimpel (37) por dos semanas para determinar que le ocurre a su corazón. En enero se sometió a una intervención en la que se le implantaron tres stents en las arterias coronarias, y como sufría arritmias desde hace tiempo le hicieron a una termoablación.

 

Atribuyó lo ocurrido a que le ha metió "una paliza importante" al corazón en los últimos 37 años de su vida y afirmó que se encuentra "muy bien, con ganas de volver a trabajar". En el momento personal que atraviesa ahora reconoció que se está "replanteando muchas cosas" después de haberse convertido durante años en un adicto al trabajo y comprobar que "no podía parar, como con las palomitas de maíz". Por eso quiere hacer una pausa y precisa que lo quiere hacer en su tierra, para cumplir lo que dicen unos versos de Manuel Alcántara que ha grabado en una pared de la terraza de su casa en Málaga y que recitó. "A la sombra de una barca me quiero tumbar un día y echarme todo a la espalda y soñar con la alegría", declamó Banderas con la voz rota por la emoción.

Se barajaba la posibilidad de que  Antonio no pudiera viajar a Málaga para recibir la Biznaga de Oro en su tierra natal. Un galardón que su ciudad le concede por toda una vida llena de éxitos profesionales. La cita a la que asistió acompañado de su novia fué el día 25 de marzo durante la gala de clausura del Festival de Málaga. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con motivo de este homenaje, el Archivo Municipal de Málaga acoge la exposición Antonio Banderas. Colección fotográfica Andrés Padrón, un recorrido por la trayectoria del actor malagueño a través de imágenes de sus rodajes, promociones y estrenos nacionales. Aprovechó esta ocasión para hacer un recorrido por toda su carrera y recordó que en los años 70 Banderas empezó a trabajar como actor en el Teatro Romano de Málaga: "Venía vestido de romano en un Vespino", recordó hoy Banderas, que considera "extraordinario" ser profeta en su propia tierra. Sobre su llegada a Hollywood a comienzos de los 90 con "Los reyes del mambo", evocó que se alojaba en un hotel de Nueva York y, como no hablaba inglés, no se atrevía a llamar al servicio de habitaciones. "Debajo del hotel había una tienda de ultramarinos donde trabajaba uno que se llamaba Rodríguez. Le buscaba, le pedía mortadela y me comía un sandwich", dijo.

 ANTONIO BANDERAS GANA LA BIZNAGA 

NICOLE KIMPEL Y ANTONIO.

  Brillan en la Gala de clausura.

Nicole Kimpel (37) de origen holandés y asesora de inversión de profesión no se separó de Banderas en todo el "photocall" salvo para dejarle posar delante de los fotógrafos.

La holandesa brillo con un vestido largo palabra de honor con transparencias desde las rodillas a los pies del diseñador Vicedomini.

"Atribuyó lo ocurrido a que le he metido al corazón "una paliza importante" durante los últimos 37 años".

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com