Texto: Miriam Vega y Fotos: UAH 2021 03 008

II Premios Francisca de Nebrija con Medallas a la Igualdad de Género

 

El 8-M la Universidad de Alcalá también entregó sus Medallas a la Igualdad, diseñadas por Pilar Vicente de Foronda, de la segunda edición de los Premios Francisca de Nebrija en el Paraninfo para reconocer a la excelencia en la investigación sobre igualdad de género, en cualquier disciplina. 


El premio al Mejor Trabajo de Fin de Grado lo han compartido dos trabajos: “Pobreza energética con enfoque de género en la ciudad de Madrid: Análisis metodológico”, de Alicia Berlinches Mata, dirigido por la Paz Núñez Martí; y “Gestación por sustitución y derechos fundamentales: Un análisis de España, Portugal y Ucrania”, de Elena Lica Voinescu, codirigido por Encarnación Carmona Cuenca y Lara Redondo Saceda.
El premio al Mejor Trabajo de Fin de Máster ha sido para “Fomento de las vocaciones científicas en alumnas de la Educación Secundaria”, de Estefanía Serrano de la Brena, dirigida por Germán Ros Magán.


Y el premio a la Mejor Tesis Doctoral ha sido para “Mujer, trabajo y escritura: Representaciones culturales en la narrativa española contemporánea”, de Cristina Somolinos Molina, dirigida por Fernando Larraz Elorriaga.
Tras el acto oficial que sólo se pudo seguir en streaming, el rector de la UAH, José Vicente Saz, y otros miembros académicos salieron a la puerta principal, en la Plaza de San Diego, para leer una declaración institucional frente a la fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso, iluminada en color morado.  La institución mostró su firme compromiso con la promoción de la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres de su comunidad universitaria.


Precisamente por eso nacieron estos galardones con el nombre de la hija del gramático e impresor Antonio de Nebrija, Francisca, que nació a finales del siglo XV. Alentada por su padre, tuvo la ocasión de formarse, especialmente en estudios de lengua, humanidades y retórica. Esta formación fue la que le permitió sustituir a su padre en sus ausencias, al frente de la Cátedra de Retórica de la Universidad de Alcalá, lo que la convirtió, posiblemente, en una de las primeras profesoras de universidad en el mundo.