Texto y fotos: Lux Moments        2020 07 01

Irlanda: Castillos y literatura 

CASTILLOS

Castillos que no puedes perderte

en tu próximo viaje a irlanda

  • Por su gran cantidad y diversidad de castillos, ningún lugar puede superar a la isla de Irlanda

 

#IrlandaLlegaATuCorazon   #SueñaAhoraViajaDespues   #IrlandaDesdeelsofa

 

Frecuentados por la aristocracia y la realeza a partes iguales; los castillos irlandeses han sido famosos por su larga historia, su belleza y arquitectura, y muchos de ellos incluso hoy en día por ser espectaculares alojamientos cinco estrellas. A cualquiera de nosotros le encantaría pasar el confinamiento en cualquiera de estas fortalezas. Seis impresionantes castillos que no podemos perdernos en una futura visita a Irlanda. 

Castillo de Dunluce, Condado de Antrim

Las extensas ruinas del castillo medieval asentadas en el borde de un acantilado son todo lo que queda de la fortaleza que alguna vez fue la sede de los condes de Antrim. Este impresionante castillo fue hogar de luchas y traiciones durante siglos, y se dice que inspiró a CS Lewis para crear Cair Paravel, la capital de Narnia, país ficticio que da nombre a la serie de novelas Las Crónicas de Narnia. En este castillo es posible que tengamos que compartir espacio con banshees (criaturas fantasmagóricas del folclore irlandés) que se dice que rondan por sus ruinas.

 

Castillo de Glenarm, Condado de Antrim

Desde 1636, el castillo de Glenarm ha sido un punto destacado de interés a lo largo de la espectacular Ruta Costera de la Calzada en Irlanda del Norte. En su interior podremos relajarnos en su salón suntuosamente decorado mientras miramos retratos que datan de principios del siglo XVII. También podremos pasear por su deslumbrante jardín amurallado y luego terminar el día con un sueño reparador en una cama con dosel que data del año 1754.

Castillo de Tullynally, Condado de Westmeath

Este castillo tiene vistas al lago donde los legendarios niños de Lir nadaron cuando se convirtieron en cisnes, según cuenta una de las más famosas leyendas de la mitología irlandesa. Tullynally es un hermoso castillo de estilo gótico con más de 120 habitaciones, incluido un magnífico Gran Salón y grandes espacios donde perdernos durante horas. En el exterior, sus terrenos incluyen una gruta, un jardín de flores amurallado, dos lagos ornamentales, e incluso un sorprendente prado en el que podemos observar llamas.

Castillo de Birr, condado de Offaly

Tanto sus interiores como exteriores muestran esplendor y majestuosidad. Las opulentas habitaciones del castillo de Birrse suman a un comedor victoriano y un salón gótico octogonal. Los jardines son algunos de los más impresionantes de Irlanda con flores exóticas, cascadas y lagos, y en el terreno se encuentra el fascinante telescopio Leviatán, que fue en su día fue conocido por ser el más grande del mundo.

Castillo de Blackrock Condado de Cork

Originalmente construido para proteger el puerto de Cork, el imponente Castillo de Blackrock, con sus torres y torretas, es hoy el hogar del centro de investigación astronómica del Cork Institute of Technology. El castillo ofrece espléndidas vistas sobre el agua y uno de sus mayores atractivos es la premiada exposición interactiva sobre Astronomía que alberga en su interior: “Cosmos at the Castle”.

Castillo de Ballynahinch, Condado de Galway

Este castillo de cuento de hadas con el hermoso telón de fondo de la cordillera “Twelve Bens” de Connemara ha sido hogar de algunas de las figuras más temidas de la historia irlandesa: entre ellas la reina pirata Grace O'Malley, y el  feroz clan O'Flaherty'. Hoy en día, los extensos terrenos proporcionan un área ideal para caminar durante horas, y  su gran chimenea nos invita a pasar la noche junto a su fuego recordando las  increíbles historias que albergó en el pasado.

LITERATURA

UN VIAJE A IRLANDA A TRAVÉS DE LA LITERATURA    

 

  • Aunque viajar de forma real a la Isla Esmeralda sea complicado en este momento, podemos deleitarnos con sus paisajes y su cultura a través del poder de su literatura

  • Irlanda es conocida internacionalmente por ser el país con mayor concentración de escritores de renombre, como Oscar Wilde o Samuel Beckett

 

Madrid, 16 de abril de 2020.  Viajar sigue siendo posible durante estos días a través de la imaginación, y  mucho mejor si lo hacemos ayudados por algunos de los mejores escritores irlandeses. La Isla Esmeralda es reconocida por su contribución asombrosa a la literatura universal, de hecho se dice popularmente que es la tierra con mayor número de autores de renombre por metro cuadrado.

Sin duda, la contribución que ha hecho Irlanda a la literatura universal es asombrosa gracias a maestros como William Butler Yeats, Oscar Wilde, Seamus Heaney o James Joyce. Las páginas de las obras de literatos como Samuel Beckett, CS Lewis, Anne Enright y Joseph O'Connor, entre muchos otros, nos trasladan hoy en día de forma mágica a los paisajes verdes que después podremos visitar cuando la tempestad remita.

Por ejemplo, podemos viajar con W B Yeats, uno de los cuatro premios Nobel irlandeses. En sus obras podemos encontrar maravillosas evocaciones del paisaje de Irlanda, "Allí la medianoche es todo un destello, y al mediodía un resplandor púrpura" (La Isla del Lago de Innisfree) y sus leyendas: "Ven, oh niño humano, a las aguas y lo salvaje, con un hada de la mano" (El Niño Robado). De hecho, el bello condado de Sligo es conocido como “el país de Yeats” debido a su fuerte conexión con el escritor. El escritor fue enterrado allí en el cementerio de Drumcliffe a la sombra de la majestuosa montaña Benbulben.

Podemos también maravillarnos con la brillantez lingüística de otro ganador del premio Nobel, Seamus Heaney, autor de obras como “Muerte de un naturalista”. Heaney se inspiró en los recuerdos de su infancia, en la que vivió en gran parte en una granja en el condado de Londonderry. Sus poemas hablan de escenarios bucólicos y  recogen escenas campestres rodeadas del ambiente bucólico de su juventud. Para poder conocer mejor su honra e influencias se puede visitar hoy en día el Heaney HomePlace, un centro cultural en su honor en Irlanda del Norte. 

También es posible realizar un viaje literario al Dublín de 1904, escenario de la obra maestra de James Joyce, “Ulises”, y seguir a Leopold Bloom en el transcurso de un día mientras se mueve por la ciudad. Desde las Torres Martello en Sandy Cove (ahora convertidas en el Museo James Joyce) hasta el Cementerio Glasnevin, la calle Grafton y muchas otras paradas, la novela evoca brillantemente el carácter de la ciudad y sus gentes.

Para los lectores aficionados a obras más modernas, los bestseller de la autora Cecilia Ahern son muy entretenidos y reflejan la Irlanda actual y sus costumbres. Por su parte, la premiada escritora  Anna Burns, nacida en Belfast, ambienta sus novelas en Irlanda del Norte con un estilo muy propio, mientras que las muy populares novelas de Maeve Binchy capturan con simpatía la calidez de la vida de los pequeños pueblos de Irlanda.

 

Otros libros clásicos, aunque no se desarrollan “literalmente” en Irlanda, si se inspiraron en su maravillosos y misteriosos paisajes.

Por ejemplo, las impresionantes montañas de Mourne en el condado de Down y otros mitos irlandeses inspiraron a C S Lewis a crear el archiconocido mundo de Narnia. El autor habla de ellas así:  "He visto paisajes que, bajo una luz particular, me hicieron sentir que en cualquier momento un gigante podría levantar la cabeza sobre la siguiente cima".

Y otro gigante también nació de la colina de Cave Hill en Belfast. Se dice que la colina de basalto, conocida localmente como la nariz de Napoleón, hizo pensar a Jonathan Swift en un gigante dormido, que luego se convertiría en el famoso héroe de “Los Viajes de Gulliver”.