Texto: Akira M. Shinsaku   Fotos: LEIRE P.J.

ISABEL PREYSLER YA TIENE CLON                                                             2018/10/11

En una lluviosa noche de octubre reporteros de todo el mundo se han agolpado para ver a la ‘Reina de Corazones’ reencarnada en cera cual oveja Dolly. Como ‘reanimator’ buscando la inmortalidad se ha clonado a si misma y se ha tele transportado al Museo de Cera de Madrid. Con cuarenta minutos de retraso, Isabel Preysler ha aparecido tan estirada y brillante como siempre, de la mano de su enamorado. El escritor peruano Mario Vargas Llosa. Sonriente como niño con zapatos nuevos hemos imaginado al Nobel en ‘Me enamoré de un maniquí’ o aquella serie juvenil de los noventa ‘Una chica explosiva’. Mario, en este punto de la bizarra historia hacia manitas con la rejuvenecida réplica, ha dudado por un momento si dejar a Isabel en el balcón de los enamoramos y llevarse a casa esta muñeca de cera n un claro homenaje a Michel Piccoli en ‘Tamaño Natural’ de Berlanga. 

 

Flashes y flashes. Y ella dientes, dientes, y más dientes. Y el también. Ella con muchos más brillos que su replica. Hubiera gritado; “!Una toallita por Dios¡. Luego pensé: “No que se desmorona”. 

 

Centrémonos en el clon. Es ella con veinte años menos. Porque veinte años no es nada. Como decía la canción. Tamara también. Una mezcla de los dos.  Las facciones acertadas pero menos acentuadas por el paso del tiempo. 

 

El maniquí luce un vestido que llevo a la inauguración de Porcelanosa en Oviedo en 2011. Lo zapatos de Louboutin.

 

Ambos enamorados, los clones, serán llevados juntos al balcón de los enamorados como unos Romeo y Julieta modernos para deleite de las visitas. Dejo volar mi imaginación y les imagino huyendo al amparo de la noche como Scarlett Johansson e EwanMacGregor en ‘La Isla’. Por Recoletos, descalzos, de la mano, … Enamorados.

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com